Estudio del British Council evalúa las políticas públicas enfocadas hacia la internacionalización de la educación superior

Bajo el título “La forma de la educación superior global”, el British Council lanzó en el marco del Going Global 2016 un estudio que compara la legislación vigente de 26 países en materia de  internacionalización de la educación superior. 

La internacionalización se ha identificado como un aspecto clave en el desarrollo de la educación superior, ya que su futuro será muy influenciada por su capacidad de beneficiarse de alianzas internacionales. En este sentido, el British Council ha comparado las políticas públicas de 26 países que dan el marco legislativo necesario para impulsar y facilitar la colaboración internacional. 

Las tres áreas principales que analiza el estudio son: 

  • Apertura: compromiso a nivel gubernamental con la internacionalización; un clima que propicie la movilidad internacional de estudiantes, investigadores, programas académicos e investigación universitaria. 
  • Calidad y reconocimiento: un marco regulatorio que facilite el intercambio internacional de estudiantes, proveedores de educación y programas académicos. 
  • Acceso y sostenibilidad: promover la movilidad estudiantil y de investigadores, como también la colaboración para realizar investigación internacional. 

Entre los 26 países estudiados se encuentra Chile, con resultados mixtos a la hora de evaluar el apoyo legislativo existente para la internacionalización. 

En el ítem relacionado a apertura, Chile es clasificado como “Bajo”. Este diagnóstico está basado en la evaluación de legislación relacionada a:

  • La movilidad académica y colaboraciones en investigación.
  • Estrategia de educación internacional.
  • Programas de movilidad y proveedor de movilidad.
  • Movilidad estudiantil. 

En el indicador referente a legislación que asegure la calidad y reconocimiento, Chile puntuó como “muy bajo” al considerar las siguientes variables:

  • Garantías de calidad a estudiantes internacionales
  • Garantías de calidad de programas y proveedores de movilidad
  • Reconocimiento de calificaciones internacionales

En el tercer indicador sobre acceso y sustentabilidad, Chile tiene puntuación “alta”, debido a los buenos resultados que obtuvo al analizarse la legislación vigente en el país tomando en cuenta los siguientes puntos:

  • Financiamiento de movilidad académica e investigación en consorcios
  • Financiamiento de movilidad estudiantil
  • Políticas de desarrollo sustentable

El estudio cuenta con un medidor virtual que permite comparar el puntaje de los 26 países estudiados, una gran herramienta para poder visualizar mejor el estado actual de la legislación vigente en cada uno de los países en materia de internacionalización en educación superior. 

A pesar de la baja puntuación obtenida por Chile en el estudio, la internacionalización de muchas universidades es Chile es muy alta. Por lo tanto, se puede concluir que la falta de legislación al respecto no ha sido impedimento para que las universidades desarrollen colaboraciones internacionales. 

 

Adicionalmente, cabe resaltar que el Estado chileno también tiene la internacionalización de la educación superior en su agenda política, prueba de es la asignación presupuestaria adjudicada a la Universidad de Chile y a la Pontificia Universidad Católica de Chile para justamente potencial su internacionalización. Los proyectos comenzaron en enero de 2016, tendrán una duración de tres años y el presupuesto total de la asignación es de 6 millones de dólares.